Omegas 3, 6, 9 Las grasas que favorecen la salud

18/06/2015 - Por: administrador - Categoría: Nutrición y vida sana - Beneficios: Descubre lo natural
Omegas 3, 6, 9 Las grasas que favorecen la salud
Imprimir Artículo
Energía vital para el organismo

Los ácidos grasos son un tipo de lípidos que nos aportan energía. Se encuentran en los alimentos grasos, pero dentro de esta amplia familia de nutrientes existen 3 grupos, los ácidos omega 3, 6 y 9, que, además de aportar energía, son vitales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, para mantener su salud e incluso para aliviar muchos problemas relacionados con los procesos inflamatorios.

Qué son y cómo obtenerlos

Los ácidos grasos omega 3, 6 y 9 son un conjunto de lípidos esenciales que nuestro organismo no puede producir y que debemos tomar con la dieta. Estos nutrientes no están presentes en cualquier alimento, sino que se concentran sólo en algunos grupos. De este modo, los omega 3, como el EPA (ácido eicosapentaenoico) y el DHA (ácido docosahexaenoico), se obtienen de las grasas de los pescados azules y las algas; los omega 6, como el ácido gammalinolenico, están presentes en las grasas vegetales, como puede ser el aceite de onagra; y los omega 9, como el ácido oleico, son abundantes en el aceite de oliva.

Regulan tu colesterol

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo una amenaza real para muchas personas, ése es uno de los motivos que ha propiciado la búsqueda de alternativas naturales para prevenirlas y tratarlas. Son muchos los estudios que han mostrado que el consumo de ácidos grasos omega 3 y omega 9 resulta beneficioso para ayudar a reducir en la sangre el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) –colesterol malo– y los triglicéridos, y favorecer el aumento del colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) –colesterol bueno–. La consecuencia de tenerlos presentes en la dieta es que disminuye la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, al tiempo que se reduce la formación de la placa de ateroma y, por tanto, el riesgo de sufrir arteriosclerosis.

Inflamación bajo control

La inflamación es una respuesta natural y defensiva que inicia nuestro organismo cuando recibe una agresión externa, pero esta reacción puede volverse negativa cuando el proceso inflamatorio no desaparece, pudiendo llegar a dañar tejidos y órganos del cuerpo. Los ácidos grasos omega ejercen un efecto regulador de la inflamación y se ha observado que los omega 3 resultan beneficiosos para tratar problemas inflamatorios intestinales; los omega 6 alivian las inflamaciones articulares, colitis, fibrosis, etc., y los omega 9 suponen un gran alivio para los problemas reumáticos.

Aliados de la salud femenina

El síndrome premenstrual y las molestias menopáusicas son malestares que afectan a un porcentaje muy elevado de mujeres. Los ácidos grasos omega 6, especialmente el ácido gammalinolénico de la onagra, ha mostrado ser beneficioso para atenuar estas molestias.

Luz y oxígeno, sus enemigos

La estructura molecular de los ácidos grasos omega los hace muy vulnerables a la acción de la luz y del oxígeno, por ello es recomendable adquirirlos enriquecidos con vitamina E, en botes que sean opacos a la luz y conservarlos alejados de corrientes de aire.

Piel hidratada

Podemos hidratar la piel externamente con cremas, pero para hidratarla en profundidad hay que hacerlo desde dentro tomando suficientes ácidos grasos insaturados, ya que éstos ayudan al buen funcionamiento de las células, manteniendo la salud de sus membranas y, por tanto, su hidratación.

Calificación:
5/5
Calificación:
5/5
Ayudanos a valorar nuestro contenido, vota por este haciendo clic en las estrellas, a mayor cantidad de estrellas más valioso es el contenido.
Título Pauta