Molestias durante el embarazo y como tratarlas

Molestias durante el embarazo y como tratarlas
Imprimir Artículo
Durante el embarazo aparecen algunas molestias como consecuencia de los cambios fisiológicos que ocurren en el cuerpo de la mujer. Muchos de ellos pueden tratarse o atenuarse con simples acciones.

Molestias matutinas. Las molestias más frecuentes durante esta época son las náuseas y el vómito. Aparecen especialmente durante los tres primeros meses de gestación, momento en el cual la madre se está adaptando a las alteraciones hormonales que ocurren en su cuerpo. El vómito siempre que no sea excesivo también puede ser tratado en casa. Para disminuir el malestar se puede ensayar: Comer galletas de soda o secas o pan tostado antes de levantarse, alejarse de aromas que causen náusea o que sean muy fuertes (airear la cocina mientras se preparan los alimentos también ayuda), comer un poco de alimento sólido varias veces al día y recurrir a aromáticas  o infusiones de plantas como el jengibre.

Disminución de la movilidad gastrointestinal. Los problemas gastrointestinales aparecen al comienzo del embarazo en gran parte como consecuencia del incremento de producción y secreción de la hormona progesterona. Uno de los más molestos es el estreñimiento que puede ser combatido con el incremento de alimentos ricos en fibras como cereales, verduras crudas y frutas frescas enteras. Otras buenas opciones son el salvado, las ciruelas y las semillas. También se recomiendan las pastas y pan integral y beber seis  vasos de agua al día.

Acidez e indigestión. Algunas de las prácticas que mejor dan resultado para alejar estas molestias son: comer varias veces al día y en pequeñas porciones, beber líquidos entre las comidas y no con las comidas, comer y masticar muy despacio, evitar alimentos irritantes como frituras, platos muy condimentados, café, entre otros. Comer una merienda suave como un yogur bajo en grasa ayuda a atenuar esta molestia. Mientras persiste esta acidez se recomienda tomar los líquidos espesos con una hora de diferencia de los sólidos.

Diabetes gestacional

En algunos casos de embarazo este trastorno suele aparecer alrededor del segundo o tercer trimestre de gestación, momento en el cual el organismo puede volverse resistente a la insulina. Los niveles de azúcar de la futura madre se vuelven muy altos y aparecen síntomas como sed exagerada, fatiga y un aumento elevado en la eliminación de orina. Sin embargo, en muchos casos no se observan síntomas y sólo se diagnostica después de un análisis de sangre más profundo. El tratamiento debe estar bajo la supervisión de un profesional que tratará de mantener los niveles normales de glucosa, lograr un aporte adecuado de calorías. En algunos casos será necesario hipoglucemiantes orales o  la aplicación de insulina pero esto sólo podrá ser determinado por el especialista. Se espera que después del parto los niveles de glicemia se normalicen.

 

Calificación:
0/5
Calificación:
0/5
Ayudanos a valorar nuestro contenido, vota por este haciendo clic en las estrellas, a mayor cantidad de estrellas más valioso es el contenido.
Título Pauta