Diversión y nutrición en las loncheras

07/02/2017 - Por: administrador - Categoría: Nutrición y vida sana - Beneficios:
Diversión y nutrición en las loncheras
Imprimir Artículo
La gran mayoría de los niños de cinco años asisten a un jardín infantil o están inscritos en un colegio. En muchos casos la alimentación es ofrecida por la institución educativa en cuyo caso conviene conocer los menús diarios para reforzar en casa los alimentos que sean necesarios. Sin embargo, lo más frecuente es que los niños

Lograr que una lonchera resulte apetitosa, nutritiva y divertida a la vez es una tarea que amerita creatividad, ingenio y motivación. Hay que tener en cuenta que los niños de esta edad tienen sus gustos particulares y que gracias a sus destrezas pueden ser motivados de muchas maneras. En el momento de preparar esta merienda tenga presente que se calcula que debe aportar entre 250 y 300 calorías del total recomendado por día. Las siguientes anotaciones le ayudarán a lograr una buena nutrición en estas loncheras o meriendas.

  • Cuando se prepara una lonchera o se compran sus ingredientes conviene involucrar al pequeño. De esta manera los alimentos seleccionados estarán acorde con su gusto. Esto no quiere decir que hay que dejar que seleccione alimentos poco nutritivos. Haga que elija, por ejemplo, entre dos frutas y no entre frutas y bizcochos.
  • Hágalo divertido:  son muchas las cosas que se pueden hacer como por ejemplo: enviarle una nota de amor, un lápiz bonito con su mascota preferida, un adhesivo con un dibujo simpático entre otros.
  • Sorpréndalo con alimentos nuevos en tamaños pequeños como un sánduche partido en triángulo, trocitos de fruta distintas con gelatina, galletas untadas con diferentes ingredientes como queso crema, paté, mantequilla de maní, entre otras.

 

Para lograr la mejor combinación para la lonchera teniendo en cuenta  calidad y variedad de los alimentos se recomienda:

Una bebida para hidratar + una fruta para las defensas + un alimento energético para la actividad + algo de proteína para el crecimiento.

Función

Variedad

Hidratación

Jugos naturales, agua, bebidas con leche

Aumento de las defensas

Frutas como manzana, pera, mandarina, banano, mango, uvas, fresas, ensalada de frutas con gelatina

Aporte de Energía

Cereales, pan, tortas, galletas integrales, pastas, papa.

Para su crecimiento

Huevo, maní, yogurt, queso, leche, carne, granos.

 

La independencia propia de esta etapa también afecta su conducta frente a los alimentos; muchos niños se vuelven con frecuencia caprichosos. Parecería como si quisieran ejercer su poder sobre quienes los alimentan (especialmente su mamá) eligiendo un solo plato o alimento para desayunar, almorzar o cenar o comiendo pequeñísimas cantidades. En muchos casos no es motivo de alarma porque se trata de una etapa pasajera. Lo mejor es no “dar cuerda”, es decir, no demostrar lo mucho que preocupa esta actitud. Si se muestra activo, crece y se desarrolla con normalidad, lo más probable es que esté recibiendo los nutrientes adecuados. En caso contrario conviene consultar con el pediatra o especialista en nutrición. Cuando se encuentren deficiencias es el especialista quien debe recomendar las acciones para superarlas.

Calificación:
5/5
Calificación:
5/5
Ayudanos a valorar nuestro contenido, vota por este haciendo clic en las estrellas, a mayor cantidad de estrellas más valioso es el contenido.
Título Pauta